Portada > Noticias

En una emotiva ceremonia, el PENTA UC despidió a los 112 alumnos que egresaron este 2015, convirtiéndose en la generación más numerosa que finaliza siete años de permanencia en el Programa.

La  actividad estuvo presidida por el Vicerrector Académico, Juan Larraín Correa y el Director del Programa de Estudios y Desarrollo de Talentos, Marcelo Mobarec Hasbún. Asimismo, estuvieron presente la Directora de Inclusión UC, Catalina García; Natalia García, del Ministerio de Educación, representantes de los municipios en convenio, académicos, delegaciones de alumnos de los distintos niveles, padres y apoderados de los egresados.

Luego de la presentación del coro Ensamble Vocal Andante, dirigido por la ex alumna del Programa, Yelca Vega; el Vicerrector Larraín felicitó a los egresados en nombre de la Universidad, así como también al equipo PentaUC y las familias por ser parte de este proceso. Resaltó el compromiso con el que asumieron cada una de las actividades propuestas por el Programa y el  interés que tiene la Universidad Católica para que continúen potenciando sus habilidades.

Luego, se hizo en entrega de los certificados a los jóvenes, quienes recibieron de manos de académicos PentaUC, el diploma y recuerdo de su paso por este programa. Además,  se realizó un reconocimiento especial a los 73 alumnos que permanecieron desde 6° básico hasta 4° medio.

Posteriormente y como es tradición, una alumna de III medio da un discurso a los que egresaban. Este año, Javiera Rodríguez se dirigió a los presentes destacando la amistad lograda con cada uno de los alumnos que egresaban y lo significativa que será la Generación 2015.

Por su parte, Camilo Leiva, en representación de la generación que egresaba, dio un sentido discurso en el que hizo un recorrido por su paso en el Programa, destacando los lazos inseparables que se crearon en estos siete años. “Penta UC es sinónimo de diversidad e inclusión, es una gran instancia que permite que jóvenes de diversas comunas compartan y aprendan en un espacio diferente a lo entregado convencionalmente en los colegios, pero lamentablemente no es un espacio que está al alcance de todos;  abogamos para que este programa llegue a más jóvenes que, al no tener un espacio donde fomentar su talento, se termina por desperdiciar”

En tanto, el Coordinador Estudiantil de IV medio, Trinidad Honorato, despidió a sus y los instó a no olvidar la pasión por aprender, el compromiso con el mundo y sus valores, la tenacidad para cumplir metas, la rebeldía en sus ideas y  la creatividad con que abordan la vida. “Ver esto ha sido un orgullo y hoy les pido que jamás lo dejen, que jamás lo olviden, que ese ímpetu de ir más allá vaya con ustedes en su diario vivir y que sean capaces de compartirlo con otros, ya que es con ellos que podrán ir construyendo la sociedad que desean”.

A continuación, el Director del PENTA UC, Marcelo Mobarec al despedirse de los egresados, les señaló que durante su permanencia en el Programa, “todo lo que hemos ofrecido ha sido pensado, diseñado e implementado, para hacer de ustedes personas apasionadas por el conocimiento, con espíritu crítico y propositivo, y con una actitud éticamente responsable frente a sus propios procesos, frente al proceso de los demás y responsables ante la sociedad”.

Finalmente, el Director los animó a luchar por lo que creen, por los que les parece justo, luchar por su país  y  “hacer de él un lugar más humano y solidario, donde otros muchos puedan acceder a las oportunidades que ustedes tuvieron”.

Los alumnos del PENTA UC que finalizaron el ciclo básico tuvieron su  ya tradicional Ceremonia de Paso, en el que ratificaron su compromiso por continuar en el Programa, así como también repasaron los tres primeros años que han pertenecido a esta comunidad, mediante un video realizado por la Coordinadora Estudiantil del nivel, Catalina Núñez.

Este año, los alumnos fueron guiados por exalumnos PentaUC, con los cuales reflexionaron sobre cómo fue el paso por el Programa. La actividad también contempló conversar respecto del futuro, de cómo se imaginan este nuevo ciclo que comenzarán con todos los desafíos que conlleva.

En la ceremonia oficial,  el Director del Programa, Marcelo Mobarec, invitó a los jóvenes a revisar cuáles han sido los principales hitos de  su  paso por el PentaUC , qué oportunidades les está regalando hoy la vida, de  modo que  puedan construir un futuro sin miedos y que les permita aprovechar todas las oportunidades que les entrega el Programa.

En tanto, la Coordinadora Estudiantil de esta generación, Catalina Núñez, desatacó lo orgullosa que se está  al verlos dando este gran paso. Respecto de los deseos para esta nueva etapa, la psicóloga precisó que quiere verlos convertirse en personas felices, originales, maduras y capaces de ponerse al servicio de la comunidad todas sus habilidades.

23 estudiantes de PentaUC -que provienen de la comuna de La Granja- fueron reconocidos por el alcalde Felipe Delpin por su destacado rendimiento académico. En representación del Programa, asistió el director Marcelo Mobarec, Tamara Barrales, coordinadora estudiantil y jefa del ciclo básico y, Natalia Galaz, coordinadora estudiantil de 6° básico.

En la ceremonia, el Edil destacó el rol que cumplen programas como PentaUC, ya que “son un tremendo apoyo para el crecimiento y desarrollo de nuestros estudiantes. Necesitamos que los niños y jóvenes de nuestra comuna puedan estudiar y sean profesionales; por eso la educación es una potente herramienta que les permitirá desarrollarse socialmente”. Cabe destacar que desde el 2009 jóvenes de La Granja participan de PentaUC, gracias a un convenio en el cual la comuna aporta parte del financiamiento de sus estudiantes de establecimientos municipales.

En tanto, Mobarec, agradeció el reconocimiento de la comuna, tanto para los jóvenes como para PentaUC, y sostuvo que “como Programa, tener la oportunidad de darle las herramientas a estudiantes que tienen las habilidades académicas para lograr lo que se propongan, no sólo los beneficia a ellos y sus familias, sino que a todo el País, ya que serán estos jóvenes quienes en el futuro generarán los cambios y liderarán las grandes iniciativas que beneficiarán a Chile”.

Reiteramos nuestras felicitaciones a estos jóvenes y los motivamos para que sigan desarrollando sus talentos.

Estudiantes reconocidos por su comuna:

6° básico

Bárbara Ávila

Daniela Muñoz

Piero García

Alejandro Scorsone

Óscar Martínez

Gabriel Neculpán

7° básico

Darlyhng Kohl

Camila Moya

Sophia Naranjo

Alexandra Vásquez

Matías Astudillo

Diego Vargas

Ignacio Garriga

Fabiana Sandoval

Pablo Morales

8° básico

Francisca Araya

1° medio

Lizbet Navarro

Omar Valverde

2° medio

Erasmo Díaz

Nicolás Cifuentes

Esperanza Pizarro

3° medio

Yuvani García

Karen Urrea

Reflexiones PentaUC es una instancia académica en la que profesionales del Programa, comparten con la comunidad, sus experiencias en el trabajo con jóvenes con altas habilidades, profesores y padres.

Artículos:

“Elementos que mejoran la participación en la sala de clases: Llevar al máximo las capacidades  de los estudiantes con talentos académico”, Catalina García, coordinadora curricular PentaUC

  • Reunidos en seminario UC que analizó la eventual pérdida de aprendizaje que sucede durante periodo de descanso escolar, los expertos advirtieron que el riesgo amenaza sobre todo a los niños de menos recursos, quienes ven disminuidos la frecuencia y acceso a otros bienes culturales durante su descanso veraniego.

  • Acceso al teatro, idas al cine, visitas a parques nacionales, ejercitar la lectura y hablar sobre lo que se leyó, asistir a conciertos o museos, participar en talleres y recorrer sitios históricos son algunas de las actividades que deberían incluirse en la agenda estival.

Las vacaciones de verano amenazan con disminuir u olvidar algunos de los aprendizajes del año escolar, en especial, entre aquellos niños de nivel socioeconómico desaventajado, quienes no tienen oportunidad de seguir accediendo a nuevas oportunidades de aprendizaje ni a bienes culturales durante su descanso anual, y tampoco ejercitan habilidades lingüísticas superiores ni razonamientos matemáticos desafiantes.

Así lo advirtieron los investigadores que participaron del seminario “La pérdida de aprendizaje en verano, estrategias para evitarla”, que fue organizado por el Centro de Estudios de Políticas y Prácticas en Educación de la Pontificia Universidad Católica de Chile, junto a la Fundación Consejo de Curso.

Durante la jornada los panelistas concordaron que esta situación ha pasado desapercibida hasta el momento por la política pública y las comunidades educativas chilenas, pero que sin embargo, en otros países como Estados Unidos la investigación sobre este campo lleva más de cien años.

Los investigadores recordaron que en el transcurso del verano, los niños de todos los contextos tienden a perder el equivalente a dos meses de habilidades matemáticas, y que los niños más desaventajados pierden el equivalente de dos y hasta tres meses de habilidades en lectura y lenguaje, casi un tercio de lo aprendido en el año escolar.

Los expositores Andrés Bernasconi, director del CEPE-UC; Jorge Figueroa, Coordinador Nacional de Transversalidad Educativa del MINEDUC; Sebastián Marambio, director ejecutivo de Fundación Consejo de Curso; Carla Pozo, profesora del Liceo Bicentenario de Talagante; Ernesto Treviño, director del Centro Comparado de Políticas Educacionales de la Universidad Diego Portales y Marcelo Mobarec, director de  PentaUC, se preguntaron, entre otras cuestiones, qué pasa con los estudiantes cuando están fuera del colegio; si se pierde aprendizaje y qué alternativas existen para sacarle mayor provecho a las vacaciones.

Construir un habitus

El vicedecano de la Facultad de Educación UC Andrés Bernasconi recordó que la educación es un proceso complejo y multifuncional, y que no toda la educación se agota en lo que ocurre dentro de la sala de clases.

-Existe educación formal y no formal, que no es sistemática, no es estructurada y por lo general se obtiene del entorno.  Estos periodos de receso tienen cierto menoscabo en el avance de la educación formal –advirtió.

Carla Pozo, profesora del Liceo Bicentenario de Talagante, indicó por su parte que “todo lo que aprendemos el año anterior es antecedente de lo que aprendemos el año siguiente”, pero que debe haber un equilibrio entre tiempos de aprendizaje y tiempos de descanso.

-La Jornada escolar completa y el exceso de materias, entrar a las 08:00 AM y salir a las 18:00 PM, genera rechazo.  Nuestro sistema actual estresa, sobre exige demasiado, y no deja tiempo para ser niño, para jugar. Falta tiempo para lo lúdico, para las actividades recreativas, en las que también se puede aprender de otro modo, como en las Escuelas de Verano –precisó.

Ernesto Treviño, director del Centro Comparado de Políticas Educacionales de la Universidad Diego Portales, propuso que el efecto verano es otra forma de la desigualdad, y que este efecto impacta sobre todo en aquellos niños de situación más desaventajada, con bajos niveles de logro en las pruebas.

-Los apoyos que reciben los estudiantes en verano son muy desiguales.  Algunos estudiantes no se acuerdan de nada cuando regresan a la escuela en marzo.  La solución no pasa por extender más el calendario escolar, sino con mejorar el acceso desigual a distintas actividades culturales durante el verano.

Acceso al teatro, idas al cine, visitas a parques nacionales, ejercitar la lectura y hablar sobre lo que se leyó, asistir a conciertos o museos, participar en talleres y recorrer sitios históricos son algunas de las actividades que deberían incluirse en la agenda estival, explicó el investigador de la UDP.

-Hay que construir un habitus, generar oportunidades de aprendizaje distintas a las del resto del año, y en lo posible en grupos pequeños, para facilitar la reflexión y la interacción –recomendó Treviño.

Marcelo Mobarec, director de  PentaUC, expuso sobre el modelo de trabajo de este Programa de la UC, que trabaja con niños de altas habilidades cognitivas, elevados niveles de motivación y que provienen de sectores vulnerables.  Estos niños son identificados por el colegio primero y pueden permanecer en  PentaUC  hasta por siete años, trayecto durante el cual el programa establece objetivos no sólo académicos, sino también socio-afectivos y de relaciones interdisciplinarias, agregó Mobarec.

-Si estás en una escuela de alto rendimiento y dejas de entrenar, muy probablemente habrá un receso en marzo. Dado eso, en  PentaUC  tratamos de mantener las oportunidades de aprendizaje y de enriquecimiento curricular, con muchas salidas a terreno y actividades que no siempre tienen cabida en el currículum regular – caracterizó.

El director de  PentaUC advirtió al finalizar su ponencia que “para un alumno talentoso, el verano representa un riesgo de coartar su avance.  Recomendamos un currículum flexible, que se adecue a lo que el estudiante requiere aprender” sentenció.

Proceso integral

Sebastián Marambio, director ejecutivo de Fundación Consejo de Curso, recordó que un estudiante pasa sólo cerca del 25% de su vida despierto en el colegio, y que “es el otro 75% del tiempo, lo que pasa en las vacaciones, lo que sucede fuera del colegio, es lo que determina y hace toda la diferencia”.

-Queremos que todos los niños en Chile tengan más acceso a oportunidades de aprendizaje fuera del sistema escolar.  Hay que hacer un esfuerzo conjunto como sociedad para incentivar e inspirar, sobre todo a los niños más vulnerables, a quienes no podemos excluir del sistema –declaró.

Marambio agregó que “los contenidos no importan tanto, importan más las habilidades. Aprender no es aburrido, puede ser espectacular y motivante. Todos los estudiantes, independiente de su nivel socioeconómico, puede aprender”.

Por último, Jorge Figueroa, del MINEDUC, expuso que hay que mirar esta discusión desde otra perspectiva.  “Tenemos que pasar de actores pasivos a sujetos activos, agentes de su propio proceso de aprendizaje. La educación es un proceso continuo y permanente.  No se produce sólo al interior de la escuela ni al interior de una asignatura.  El modo de relacionarse, las preguntas, la curiosidad, los juegos, las conversaciones, el diálogo con la familia, también forman parte del aprendizaje”.

-La escuela debe compensar los desniveles de capital cultural. Este tema representa un desafío a nivel de cambio cultural, pues incluye una mirada integral del proceso de aprendizaje, que va más allá de las asignaturas.   El aprendizaje es integral, no sólo las asignaturas del SIMCE, sino también cultura, arte o formación ciudadana –finalizó.

Texto: Francisco Zabaleta, Facultad de Educación.