Portada > Noticias

En una emotiva ceremonia, el Penta UC despidió a la décimosexta generación de alumnos que egresó luego de permanecer por siete años en este programa de enriquecimiento curricular para jóvenes con talento académico.

La actividad, realizada en Aula Magna del Campus San Joaquín, fue presidida por  el Rector UC, Ignacio Sánchez, el Vicerrector Académico de la Universidad, Juan Larraín, la Directora de la Dirección de Inclusión, Catalina García y la Directora de PentaUC, M. Loreto Martínez.

Luego del ingreso de los 100 jóvenes que egresaron del Programa, el Rector Sánchez agradeció en primer lugar a  las familias de los estudiantes por la confianza depositada en esta Universidad durante tantos años; así como también reflexionó respecto del significado de tener talentos o dones.  “Mientras más talentos se tiene, hay más obligaciones; ser humilde para ponerlos al servicio de otros, ser actores de cambio”, comentó. Continuó sus  palabras destacando que el talento más importante es ser una persona de bien, colaboradora para que el país sea mejor; “hoy la Universidad es mejor que hace 5 años y gran parte de ese avance en calidad es porque parte de ese talento está acá para botar barreras y permitiendo que quienes tengas las capacidades puedan ser parte de esta comunidad”.

A continuación la Dra. Martínez dedicó unas palabras a los alumnos que terminaron su etapa en el Programa, destacando que el 2019 se  cumplen 18 años de funcionamiento, lo cual representa una transición a la adultez y con ello se plantea la oportunidad de aquilatar la experiencia y el conocimiento acumulado para innovar en su enfoque y prácticas educativas para satisfacer las actuales demandas de los jóvenes PentaUC. “En este proceso de renovación también necesitamos de ustedes, que pasarán a ser exalumnos; por lo tanto nos darán su retroalimentación y experiencias”, les planteó la Directora a los egresados.

En la jornada también estuvieron presente los decanos de las facultades de Educación y Matemática, Lorena Medina y Mario Ponce, respectivamente; así como también la Directora Ejecutiva de PentaUC, Daniela Leiva y la Gerente de Contenidos de la Fundación Mustakis, Alicia Pedroso. Luego, se hizo en entrega de los certificados a los jóvenes de manos de profesores que fueron significativos durante su paso por el Programa.

Como es tradición, sus amigos de III Medio, representados por Ignacio Tapia e Iván Suárez, despidieron a sus compañeros  agradeciendo los lazos de amistad creados en todos estos años y también deseándoles el mayor de los éxitos en sus vidas.  “Esperamos que tanto los conocimientos aprendidos como las relaciones interpersonales les sirvan para discernir con sabiduría, para alcanzar su propia felicidad, porque aunque haya que hacer lo imposible para lograrla, la satisfacción y alegría por cumplir nuestras propias metas y sueños es incomparable”, finalizaron.

Por su parte, los egresados de IV medio quisieron despedirse de toda la comunidad. Francisca Pino y Ricardo López, entregaron unas sentidas palabras en las que destacaron algunos aspectos que los caracterizaron; ” a pesar de todas nuestras diferencias de ideales, posturas, visiones o pertenecer a distintos grupos de amigos, fuimos una generación que se caracterizó por convivir con el otro”. Asimismo, destacaron lo que PentaUC significó para cada uno; “para muchos de nosotros significó ser una segunda casa, una segunda familia o simplemente un espacio en el cual te sentías incluido, además,  tuvimos la oportunidad de conocer e interactuar con  gente maravillosa, única y de aprender a conocernos a nosotros mismos, la capacidad de poder desenvolverse con los profes de manera distinta y así poder lograr un mayor crecimiento personal.

Finalmente, Gabriela Roux, Coordinadora Estudiantil del grupo de jóvenes que finalizaban esta etapa, realizó no sólo una descripción de cómo era esta generación: colaborativos, emprendedores, defensores de sus puntos de vistas, capacidad de organización, entre otras. Sin embargo, se detuvo en un aspecto, “no puedo dejar de felicitarlos e incitarlos a continuar desarrollando esa gran habilidad de relacionarse con otros, el respeto a la diversidad en todo sentido, el poder convivir con la diferencia, el saber reconocer sus errores y acoger al otro sin que los prejuicios limiten la oportunidad de vincularse”. Para un Programa como PentaUC, orientado al aprendizaje académico, “tenemos la certeza de que estas habilidades y valores al relacionarse con otros son indispensables para generar procesos de enseñanza-aprendizaje de calidad y socialmente significativos”, concluyó.

Al despedirse, los alumnos Claudio Meléndez, Thomas Solís, Lucas Cordero, Mauricio Cari y Valentina Schhenkl interpretaron el himno de la Universidad Católica.

Comentarios